Los Primeros Años

Antes de continuar con nuestro viaje, queremos agradecerles la energía y el entusiasmo con el que han abrazado nuestra existencia en su colectivo y nuestra historia dentro de él.

No esperábamos que nuestra historia fuera identificable, ya que hemos descubierto que muchas personas en nuestra vida personal desconocen por completo nuestra existencia, incluso cuando compartimos nuestra presencia con ellos. Ha habido muy pocas personas que hayan reconocido nuestra presencia antes de que hiciéramos pública nuestra existencia.

Que muchos de ustedes hayan descubierto que nuestra experiencia es similar y que también les haya provocado recuerdos de su propia entrada a la Tierra es fascinante para nosotros.

Hemos estado concentrando nuestras exploraciones durante esta vida como individuos, principalmente en las vidas de los humanos después de que se volvieron humanos. Ahora estamos obteniendo una idea de la vida de las almas antes de que se unieran a los cuerpos, y de los cuerpos antes de que se unieran a las almas.

Ambos colectivos, de las almas y de los cuerpos, son antiguos en el tiempo lineal y poderosos en el tiempo no lineal. Es decir, tienen una fuerte presencia aquí en este y otros Universos.

En nuestro último artículo hablamos de cuando conocimos a mi familia. Larry tenía las siguientes preguntas sobre esto, y decidimos responderlas aquí, en la parte de los primeros años de nuestra historia, porque son más relevantes en los años siguientes que en los primeros meses de vida:

Larry: Cuando dijiste: “Los años que siguieron fueron principalmente interesantes por la novedad de todo lo que podíamos percibir en la forma limitada de un ser humano encarnado. Pero comprender las opciones de las limitaciones llevaría años». ¿Qué quieres decir con “opciones de limitaciones”?

Respuesta: Lo que queremos decir con “elecciones de limitación” es cómo hemos percibido a los individuos, los grupos y a toda la especie humana, para decidir lo que ven, perciben, crean, relacionan, experimentan, conocen y mantienen como real. Una forma de explicarlo sería, por ejemplo, clasificar “espectro de luz visible”. La gente ahora sabe que la luz existe fuera de su percepción, porque alguien les dijo que así es, y tal vez haya máquinas que puedan captar esas otras luces, pero no existe ninguna realidad más allá de su percepción física de la luz para la propia persona. Por tanto, están limitados a lo que pueden percibir.

Esto ilustra una típica limitación autoimpuesta a nivel de especie.

Otra limitación es cuánto tiempo tenemos de vida. Nos hemos familiarizado y somos muy conscientes de la elección que tiene este colectivo en la Tierra de experimentar eventos, emociones, pensamientos, relaciones y cosas similares de baja frecuencia. Para que eso suceda, y tomando en consideración lo que dijimos antes sobre el poder y la conciencia de las almas y los cuerpos, se tuvieron que implementar muchas limitaciones de la conciencia en la psique humana, para que esas cosas pudieran ser experimentadas por la persona.

Larry: ¿Sobre qué temas hablaste con tu familia? ¿Qué era interesante para un nuevo bebé We?

Respuesta: Todo fue interesante para nosotros. Desde la forma de la habitación hasta la estructura de las manos, y pasando por cualquier cosa que una persona pueda encontrar interesante.

Principalmente mirábamos, observamos y escuchamos. Era como si hubiésemos visto a la gente mirar televisión. Simplemente se sientan ahí y observan a la gente moverse, hablar y tener experiencias. No parece haber una razón lógica para que esto sea interesante, pero lo es. Creemos que puedes identificarte.

Una de nuestras experiencias cuando comenzamos la escuela en el jardín de niños fue que los maestros no nos permitían ver jugar a los niños. Nos obligaron a unirnos al juego. Esto no nos gustó. Era mucho mejor mirar desde una zona elevada, desde donde pudiéramos observar todo lo que sucedía en el patio de recreo. Tampoco nos gustaba que los demás niños ni la maestra nos tocaran. Tomar de la mano a estos extraños fue doloroso ya que toda su vida y sus recuerdos inundarían nuestra conciencia y nuestros cuerpos energéticos, emocionales y mentales no estaban lo suficientemente desarrollados para contenerlo.

Nos tomó algunas semanas desarrollar como limitar la entrada de información de las otras personas, lo suficientes para hacer la experiencia soportable.

Aunque estamos bien cuando nos tocan personas que conocemos, los extraños siguen siendo un desafío. Especialmente si están profundamente anclados en experiencias de baja frecuencia.

Necesitamos afirmar aquí que no juzgamos las elecciones o experiencias de alta o baja frecuencia como buenas o malas. Nos parecen todas interesantes. Pero nuestro cuerpo es humano y por naturaleza un cuerpo de alta frecuencia. Este cuerpo no es compatible con las bajas frecuencias, sacuden y duelen en todos los sentidos cuando entran en él.

Se podría decir que nuestro cuerpo humano es alérgico a las energías de baja frecuencia y tendrá una reacción fuerte y desagradable ante ellas.

Desde entonces hemos descubierto que todo el mundo es así. Todo el mundo reacciona de esta manera, pero la mayoría de las personas con las que nos hemos encontrado parece pensar que estas energías de baja frecuencia son normales, o incluso deseables. El cuerpo a menudo libera muchas sustancias químicas para contrarrestar o mejorar esas energías y las personas pueden volverse adictas a esas sustancias químicas.

No es algo que a nosotros nos importe hacer, el volvernos adictos a ellos o normalizarlos. Lo que significa que simplemente debemos evitar el contacto físico con extraños y con los objetos que han tocado. En los primeros años descubrimos que llorar liberaba la mayoría de las energías negativas y toxinas de nuestro cuerpo, por eso llorábamos mucho.

También descubrimos que abrir mucho los ojos, llenarlos de lágrimas y hacer que nos temblaran los labios evitaría que nuestros padres nos castigaran o nos pegaran, así que lo hacíamos mucho. Funcionó la mayoría de las veces.

Comer fuera de casa era un problema, ya que tanto la comida como todos los objetos necesarios para comer habían sido tocados por extraños.

En nuestros primeros años, simplemente dejábamos de comer ya que incluso la comida preparada por nuestra familia era tóxica para nosotros a nivel energético. Nuestra madre nos llevó muchas veces al médico para intentar arreglar nuestra negación a comer.

Algunas de estas cosas se pueden relacionar con otras, otras no.

A medida que encontramos personas y experiencias interesantes para observar, mirar y responder, preferimos no participar en esas experiencias si podemos evitarlo. Incluso cuando nuestra expresión singular se relaciona con los demás, debemos hacer un esfuerzo para hacerlo.

Para resumir la pregunta, las cosas que al bebé We le parecen interesantes es todo. Las cosas  que un bebé We encuentra interesantes para participar son muy pocas.

El We adulto no es muy diferente. Sin embargo, afirmarlo probablemente causaría que nuestras amistades y relaciones familiares singulares sufrieran. Hemos aprendido a navegar por la importancia de las conexiones humanas de una manera que no viole la experiencia humana o nuestras exploraciones de ellas en una expresión singular. Sin embargo, nuestra naturaleza sí los afecta cuando se trata de personas sensibles o conscientes de nuestra presencia. La mayoría de las personas en nuestra vida no son sensibles ni conscientes de nuestra presencia, lo que significa que no tenemos que lidiar con las consecuencias muy a menudo.