Religión y Extraterrestres

Durante la transmisión de nuestra mirada al 2024, hablamos de “marcadores”; una serie de palabras y eventos que serán impulsados por los principales medios de comunicación en los próximos meses, que indicarán el progreso de nuestra división social de una realidad única de “poder sobre los demás” a una realidad donde nuestra verdadera naturaleza se percibe correctamente (mi definición de iluminación).

Uno de estos marcadores es el vínculo semioficial, o completamente oficial, entre la religión y la presencia de extraterrestres en la “Tierra”, por parte del gobierno de los Estados Unidos y las principales religiones del mundo.

Mientras lees este artículo, ten en cuenta que a menudo podemos caer en el paradigma víctima/agresor cuando empezamos a culpar a otros por el estado del mundo en lo que respecta a la información y la educación. Pero en lugar de enojarte o frustrarte por lo que “ellos” están haciendo, date cuenta que comparto esta información para que conozcas la agenda detrás de los eventos planeados para 2024 y puedas responder conscientemente en lugar de dejarte arrastrar por aguas turbulentas en un estado reactivo. Cuando sabes lo que se planea con el propósito de incitar tensión y separaciones, peleas y manifestaciones de ira, también debes saber que tienes la opción de unirte a la amplificación de estos sentimientos o no.

Al final del día, se trata de nuestro empoderamiento y capacidad de permanecer en nuestra verdadera frecuencia durante la mayor parte del día, todos los días.

Este “marcador” de 2024 en particular me resulta fascinante en muchos sentidos. Principalmente porque comprender cómo funcionan las personas a nivel de programas religiosos, dogmáticos, culturales o sociales es clave para el empoderamiento de quienes están despiertos o despertando en la Tierra.

Cuando estaba en la escuela secundaria, el profesor de Estudios Religiosos, una clase que formaba parte del plan de estudios básico, enseñaba que las religiones eran una respuesta de la sociedad a la necesidad humana de la expansión de conciencia o, como él decía, experiencia religiosa.

Cuando pensamos en la experiencia religiosa, entendemos que significa un momento en el tiempo en el que la persona ve algo que es más grande que la vida y esa experiencia la lleva fuera de su pequeña mente y mundo hacia la percepción o comprensión de algo mucho más grande.

Desde una perspectiva puramente psicológica, como nos enseñó nuestro profesor de Estudios Religiosos cuando era adolescente, esto puede suceder de múltiples maneras. Puede suceder mientras se contempla una puesta de sol y es tambien el principal impulso de las personas a viajar a lugares extranjeros para experimentar cosas que están fuera de su concepto de normalidad. Es la razón por la que se construyeron catedrales para inspirar asombro, así como palacios y escenarios y espectáculos de luces de cantantes famosos durante los conciertos en vivo.

La persona se marcha sintiéndose transportada a un reino diferente.

Los encuentros extraterrestres, tanto las experiencias físicas como las experiencias telepáticas, pueden cambiar radicalmente a una persona. Puede cambiar completamente su vida, su percepción de la realidad e incluso activar sus habilidades psíquicas. Puede, según todas las medidas definidas, ser una experiencia religiosa.

Por lo tanto, no es un gran salto pasar de la experiencia extraterrestre a la religión en un nivel social subconsciente. Este vínculo entre la experiencia ET y su aspecto de cambiar la vida será explotado para controlar la narrativa ET de nuestra cultura. Veremos cada vez más narrativas en los medios que vinculan las dos, incluso si es solo porque tienen ambas ideas en la misma oración o párrafo. O tener una historia extraterrestre seguida directamente por la historia de un líder religioso o una religión principal. Las ideas de “religión” y “ET” se vinculan de esa manera a nivel subconsciente.

Las palabras utilizadas para “ET” y “OVNI” se han cambiado a “fenómenos aéreos no identificados” y es posible que esto se haya hecho para introducir la religión en la ecuación. Es difícil, por ejemplo, pasar de “ET OVNI” a un avistamiento de la Virgen María, pero menos difícil pasar de un Fenómeno Aéreo No Identificado a la Madre de Dios.

Las ideas religiosas vendrán en forma de la “Virgen María”, “Nuestra Señora” (en todos sus formatos), así como “Ángeles”, “Demonios” y “Espíritus”.

¿Por qué necesitamos ser conscientes de este vínculo en las narrativas? ¿Y por qué importa?

La gente está despertando y volviéndose más perceptiva en todo el mundo. A medida que esto sucede, comenzamos a ver más del Universo y todas las criaturas que lo componen. Si no sabemos qué está pasando, entonces buscamos autoridades que nos lo puedan explicar. Los gobiernos y las religiones cumplirán con gusto y brindarán narrativas que los mantendrán como autoridades sobre su vida y, por lo tanto, en poder sobre los demás.

Los gobiernos y las religiones, en un paradigma de poder sobre los demás, se sitúan entre el pueblo y el Yo superior del pueblo. A medida que la gente comienza a percibir esa realidad más amplia, las religiones y los gobiernos deben insertarse entre la gente y lo que perciben.

La narrativa vendrá con energías de “miedo” o “fe”. Energías a las que la mayoría de las personas reaccionan entregando su poder a algo que creen que los protegerá o explicará lo inexplicable de una manera que no altere demasiado el orden.

Si vemos estas cosas reportadas en los medios de comunicación y no tenemos una definición o no sabemos lo que está sucediendo, los medios de comunicación felizmente crearán una narrativa para nosotros en la que estamos desesperados, vulnerables y tenemos que confiar en «poderes superiores» y “autoridades” para explicarlo o protegernos de él.

Nuestro trabajo es responder en lugar de reaccionar. Como nuestras percepciones nos vayan permitiendo ver en persona estos OVNIs o extraterrestres (u otros nombres que decidamos darles), podemos saber que es un efecto secundario natural de nuestra elevación de conciencia colectiva. Por lo tanto, podemos responder en consecuencia y no caer en el miedo ni en otras agendas establecidas en las narrativas escritas que están impulsando aquellos que desean permanecer en un mundo de “poder sobre los demás”. Definiremos nuestra experiencia basándonos en la percepción correcta de nuestra propia y verdadera naturaleza y, por lo tanto, comprenderemos la verdadera naturaleza de lo que percibimos.

Inelia

Únete a la Tribu de Luz